lunes, 4 de noviembre de 2019

Capitulo 56: São Paulo (Parte I)



Si la noche de la Sauna nos unió mas que nada la noche de que Fran me dijo que se iria a trabajar a Brasil nos separó mas que nunca. Pase unos dias donde no podia parar de llorar, tenia asumido que Fran y yo quizas eramos muy diferentes y quizás no podríamos ser pareja, pero al menos le tendría allí como amigo, pues él había sido y sigue siendo a dia de hoy mi mayor influencia. Mucho de lo que yo era lo era por él y ahora esa influencia iba a desaparecer de mi vida.

Antes de sus entrevistas en Brasil, Fran me invitó por sorpresa a irme con él a Brasil unos dias. Se comprometió a pagar la mitad del vuelo lo cual yo rechace obviamente, ya por esas alturas yo ganaba mas que él y no me parecia de recibo aunque fue un detalle pues el viaje no era nada barato. Solo que a Brasilia no podría ir por estar él con el resto de los polis asi que yo le esperaria para pasar unos dia en São Paulo donde también tenía que hacer unos tramites.

En el grupillo de amigos se formó una pequeña revolución, Alberto cada vez salía menos y recibir la noticia de Fran tambien fue un mazazo para él. Si Fran se iba y con Alberto fuera, sabíamos que pronto el grupito acabaría por implosionar.

Me fui a São Paulo sabiendo que sería un viaje de despedida, llegué triste y más me entristeció la ciudad.  São Paulo es una ciudad horrible, caótica e peligrosa. El primer dia Fran estuvo conmigo antes de salir a Brasilia y la ciudad nos sobrecogió. Íbamos a salir de fiesta pero la imagen de varios niños en la calle pobres, sin ropas, pidiendo limosna nos destrozó por dentro. Si algo compartíamos Fran y yo sobre politica era nuestra preocupación con la pobreza. En aquel momento el Brasil de Lula da Silva era el pais del futuro, pero lo que vimos nosotros nos dejó perplejos, pobreza y más pobreza, nos quejábamos de España, pero bastó un paseo en coche por "Sampa" (como la conocen los brasileños) para darnos cuenta de que Brasil todavia tenia mucho por mejorar.

Cuando me quedé solo en aquella ciudad me dio un agobio de cojones, no había mucho que visitar asi que me lance a los sex clubs. Por aquel entonces estaba en construcción el 269 Chilli Peppers, el que iba a ser el mayor sex club de America, una especie de hotel - sex club - sauna de varias plantas, lo tenia todo para triunfar pero las obras iban lentas en Brasil. Como me habían hablado muy bien de las Wild Thermas Club, que es como se conoce a las saunas, me fui para allá ya que los findes el Clube dos Pauzudos (Club de los pollones) organizaba algunas fiestas en esta sauna, el nombre sonaba del todo provocador, pero tranquilos que no os la van a medir en la puerta para ver si podeis entrar, es solo el nombre del club y admiradores de los pauzudos.

La termas poco tenían de sauna, era mas un sex club que otra cosa, con dos plantas estaba muy bien, mejor incluso que los sex clubs de Madrid, costo encontrarlo pues en Brasil no tienen ninguna indicación y tienes que guiarte por la localización en internet y ya después llamas a un timbre y te das cuenta de que aquella casa es en realidad una sauna.

Y ¿Qué se puede decir de los brasileiros? Madre mia! fue entrar por la puerta y ver unos chicos muy guapos, muchos morenos, mulatos aunque, a pesar de lo que yo pensaba, la mayoría de la población de Sampa, eran blancos. Se notaba que los brasileños les gusta el culto al cuerpo, amén de bendiciones genéticas.



El mecanismo de la sauna no es muy diferente a las de España, dos plantas, una abajo con baños y duchas y otra arriba que hacia las veces de cuarto oscuro. En la planta baja no hay mucha acción mientras que la planta de arriba se merodea, lo que si me di cuenta es que los brasileños son bastante reservados, pues a la minima que había contacto reciproco te llevaban a las cabinas para no ser vistos en púbico.

Yo hice mi noche, al principio no lo creia, pero si en Madrid casi siempre era activo, ya más por obligación que por gusto, porque algunas veces me apetecia ser pasivo pero cada vez lo encontraba más dificil, mientras que en Sampa algunos chicos no me dejaron ni tocarle el culo. Pude comprobar que incluso había un cierto estigma

- No me gusta dar culo - me dijeron algunos, como si fuera algo malo, una cierta pasivofobia.

Me follaron varios tios y yo estuve encantado, hacia tiempo que no era tan pasivo, si estuviera Fran se que le hubiera gustado verlo, pero ¿porque pensaba en él? Cada vez que lo hacia volvia la tristeza asi que intenté quitármelo de la cabeza durante un tiempo y disfrutar del lugar .

Cuando llego al noche los brasileños se volvieron un poco mas desinibidos y convencí a alguno de que me follara en una cama que estaba en frente de una especia de cine porno en publico, allí la liamos parda, hasta que llego un negrito, no muy alto, bastante feo pero con un pollón de esos que dices "me va a doler" y es que el negro y yo follamos en la cama mientras otros dos chicos me sujetaban las piernas, yo en posición boca arriba que veia que me iban  a destrozar, como de hecho asi fue, porque aquella escena de medio-violación con los chicos sujetándome y el negro entrando a matar, me pillaba ya tarde e irritado de tanto follar, mi culo no daba para mucho mas:

- Para ! para filho da puta, vai quebrar meu cu - dije yo con mi portuñol chapureado, que las guarrerias las manejaba pero bien.
- Nao, aguanta aguanta

Pero cuando el negro metió a fondo yo veia las estrellas, tocaba fondo y más, imposible me revolvi y mis secuestradores me dejaron salir, aunque el negro quería repetir en el hotel decliné inventándome cualquier excusa, como siempre hacia para repetir con cualquier chico, sabía que eso tenia que cambiar si Fran se iba.

Acabé bastante contento, me sorprendió alguna de las conversaciones con los chicos que habia en la barra:

- Você é europeio verdad?
- Si, Español ¿porqué?
- Por los europeos sois muy desinibidos y liberales.

Imagino que lo decían por el espectáculo que monté, y es que quien me conoce sabe que a veces me gusta dar este tipo de espectáculos mientras que los brasileños, no se si por cuestiones religiosas o culturales era mucho más reservados. Algunos de ellos tambien descubri que estaban casados y llevaban una doble vida, y otros chicos pasivos que conocí eran realmente afeminados, con lo cual me gané el apodo en la sauna de "macho pasivo", algo que les encantó.

Al volver al taxi camino del hotel la realidad golpeaba y recordaba que este viaje era una despedida del que era mi mejor amigo, todo un baño de realidad.

Llegué a la cama y no me digais porque me dio por abrir el Grindr, curiosidad de ver que se cocía por Brasil, no habían muchos perfiles pero si uno que me llamo la atención "Espanhol" anda que... a pocos metros, imaginaba que estaría en el hotel. No se porque me dio por saludarle:

- Hola , me llamo Marck, de Madrid

Fabio respondió enseguida:

- Anda, estas en el Hotel W?
- Si, tu también?
- Si...

Asi empezó una charla cordial, los dos estábamos bastante cansados, Fabio de su viaje a Sampa para cerrar unos negocios y yo de zorrear toda la tarde, la charla fue cordial y quedamos de vernos al dia siguiente, pero increíblemente sin ninguna pretensión sexual. Los dos estábamos solos en esa ciudad y estaba bien encontrar un compatriota con el que charlar.  Aquella noche dormí como un animal y al levantarme para desayunar, tenia un mensaje de Fabio, estaba ya en el restaurante.

Cuando baje allí me lo encontré habia puesto una foto en la que se le veia poco y al verle me sorprendió para bien: alto, cabello corto y moreno, guapo y elegante.

- Eh, Marck, toma siéntate conmigo - dijo él alzando la mano.

Inmediatamente me di cuenta de una cosa: y es que Fabio se había quitado un anillo del dedo y tenia la marca, osea estaba casado y lo estaba ocultando. No soy de fijarme en esos detalles pero no se como saltó a la vista.

Pero hubo una cosa de la que no me di cuenta y es que conocer a Fabio iba a cambiarlo todo con Fran.

8 comentarios:

  1. Club de Fans de Fran4 de noviembre de 2019, 10:34

    Nos vas a matar de un ataque al corazón con estos finales.

    ResponderEliminar
  2. Hola de nuevo, aquí Miguel otra vez (te comenté hace nada el anterior episodio). Me encanta cómo escribes, especialmente porque sabes dejar la miel en los labios para el siguiente episodio.

    Por cierto, no soy ninguno de los Migueles que comentaste, pero no pasa nada. De hecho, soy un lector que solo te conoce por tus relatos y por esas fotos y vídeos tan sexy que compartes en redes (como fan, verte desnudo es un placer siempre). Aunque pienses parar, te animo a que cuentes relatos más actuales posteriormente, pero entiendo que no quieras hacer daño a la gente que te quiere. A ver cómo continúa la segunda parte. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, Bueno muchas gracias por el comentario, lo primero de todo, perdona, con los demás migueles a veces me los encuentro en los sex clubs y tenemos ya ciertas bromas ;)

      Agradecerte el comentario de los videos en twitter, mira si atraen a lectores encantado, aunque creo que la mayoría se quedan solo en eso, en las fotos o videos, por eso que ya no publico muchos.

      A veces pienso si en hacer una segunda parte dentro de unos años que fuera "Diario de un gay casado" o algo asi, porque he pasado también por muchas experiencias y algunas os aseguro que merecen la pena contarlas, y también, como no, por muchos problemas.

      Gracias Miguel por tus comentarios
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  3. Hola Marck
    Enganchadisimo en cada capítulo a tus experiencias.
    Estoy totalmente de acuerdo con Miguel (el comentario anterior). Nos encantará seguir sabiendo de ti así que, cuando llegue el "Diario de un gay casado", aquí tienes a un lector/seguidor fiel y activo.
    Tienes la capacidad de hacerte querer y es un placer acompañarte.
    Un fortísimo abrazo,
    Hotdardo 🎯

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, como me alegro de entrar y encontrar estos comentarios!
      Muchas gracias Hotdardo, pues mira con tantos comentarios buenos (en los sitios que salgo tambien) me lo planteo y mucho.
      Anecdota graciosa, hace unos dias me reconocieron la WE Party de La Riviera, lleva un arnes y me gritaron Marck y no lo podia creer jejeje.
      Mil gracias Hotdardo.

      Eliminar
  4. Este es un post de impasse.
    Suceden pequeñas cosas, pero no acaba de suceder nada... excepto el aún no encuentro con Fabio que será el punto central del pròximo post.
    Todas las historias tienen un principio y un final, y se este blog comenzó para explic ar una historia, por desgracia para tus admiradores y seguidores, este tendrá que acabar.
    No te digo que sigas con una "segunda parte" del blog, pero si con otro en el que nos cuentes cosas , otras cosas, o similares que, a buen seguro nos tendrán enganchados.
    Es que si no, te echaremos mucho de menos ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, es que os como!!! Eres un cielo Perro, tengo que ver como hacerlo pues una persona que se que le molestaria mucho encontrar ciertas cosas de una segunda parte seria mi marido, jejeje, bueno hay muchas cosas que no he hecho bien y ya sabeis de mi facilidad para meterme en líos ;)

      Estoy pensandolo mucho pero ahora mismo trabajando duro para darle un final a esta historia, a muchos os sorprenderá y se que a muchos no les gustará, pero es mi vida y soy feliz con las decisiones que he ido tomando y sus consecuiencias.

      Un abrazo enorme para Barcelona

      Eliminar